Aplanadoras de chapa(1)

El desplegado es una técnica fundamental en el tratamiento de la bobina para garantizar que la placa sea perfectamente plana y, sobre todo, sin tensiones internas. Un desplegado correcto genera ahorros importantes, ya que evita el riesgo de tratamientos posteriores del material y asegura un excelente producto final. Una hoja mal desplegada puede causar varios problemas en cualquier nivel de procesado, lo que provoca una desaceleración significativa en el proceso de producción. Durante la fase de corte, por ejemplo, cualquier tensión interna en la hoja se libera creando deformaciones visibles. La necesidad de trabajar, por lo tanto, una hoja perfectamente plana se convierte en una tarea de primaria importancia para obtener un producto final óptimo. El elemento distintivo de la máquina aplanadora consiste en los rodillos que someten la chapa a deformaciones plásticas alternas para eliminar las tensiones internas y hacer que la hoja quede perfectamente plana. El diámetro y la cantidad de rodillos es un valor importante que determina el resultado del aplanamiento según el grosor y el tipo de material que se procesará. Se suele recomendar que para materiales delgados se necesitan más rodillos, mientras que para espesores más grandes se necesitarán menos rodillos.

mostrar más

Aplanadora de chapas Hugh Smith 3000 x 35 usada

M2003755711
Bajo tensión
Bueno
Hugh Smith
3000 x 35
2013
Consultar precio
Detalles

Buscar

1

¿Quiere vender su maquinaria de segunda mano?

Publica su máquina y encontra compradores de todo el mundo

comience a vender

Descripción

El desplegado es una técnica fundamental en el tratamiento de la bobina para garantizar que la placa sea perfectamente plana y, sobre todo, sin tensiones internas. Un desplegado correcto genera ahorros importantes, ya que evita el riesgo de tratamientos posteriores del material y asegura un excelente producto final. Una hoja mal desplegada puede causar varios problemas en cualquier nivel de procesado, lo que provoca una desaceleración significativa en el proceso de producción. Durante la fase de corte, por ejemplo, cualquier tensión interna en la hoja se libera creando deformaciones visibles. La necesidad de trabajar, por lo tanto, una hoja perfectamente plana se convierte en una tarea de primaria importancia para obtener un producto final óptimo. El elemento distintivo de la máquina aplanadora consiste en los rodillos que someten la chapa a deformaciones plásticas alternas para eliminar las tensiones internas y hacer que la hoja quede perfectamente plana. El diámetro y la cantidad de rodillos es un valor importante que determina el resultado del aplanamiento según el grosor y el tipo de material que se procesará. Se suele recomendar que para materiales delgados se necesitan más rodillos, mientras que para espesores más grandes se necesitarán menos rodillos.